Traje de Gala del Siglo XVIII

Traje de Gala del Siglo XVIII
zoom Ampliar Imagen
Traje de Gala del Siglo XVIII Traje de Gala del Siglo XVIII Traje de Gala del Siglo XVIII Traje de Gala del Siglo XVIII Traje de Gala del Siglo XVIII
 
Con motivo de la celebración de sus veinticinco años de andadura en el terreno folklórico, Estrella y Guía se propuso sacar un nuevo vestuario, con la ayuda inestimable de un gran trabajador, de un estudioso de la historia, D. Domingo Pérez, el cual, desinteresadamente se brindó a facilitar un gran trabajo realizado de rescate en el aspecto del vestuario de Gran Canaria. Él fué el encargado de velar por el buen fín de este proyecto.
En este caso se enfoca hacia una etapa brillante y esplendorosa en el campo de la historia de la indumentaria tradicional; las vestiduras empleadas en el siglo XVIII. De manera contundente, profunda, rigurosa y fidedigna se preocupan en recuperar los rasgos que definen al Noroeste de Gran Canaria.
La labor, para poder mostrar este patrimonio etnográfico de la comarca, se basa en la investigación de los fondos notariales del Archivo Histórico Provincial y del Parroquial.
Gracias a las actas, testamentos y codicilos que se pueden entresacar de multitud de legajos, se ha podido recuperar este interesante legado. El estudio se completa con crónicas y grabados de dicho periodo, que ayudan a matizar detalles y definir sus matices. La recuperación de prendas antiguas, unido a una investigación sistemática de los testimonios, ha hecho posible recuperar un atuendo tan singular como característico.
A partir de toda esta documentación la Agrupación Folklórica consigue representar la indumentaria de las familias acomodadas de la zona, así mismo, trajes de fiesta y gala, que lucían para días señalados el campesinado. Unos ropajes de gran valor artesanal que se descubre por las rudas estameñas, producto de los telares canarios y de la ganadería tan significativa de las cumbres de la zona. Patente en los finos lienzos de lino casero, cosechado en las medianías, o por las lustrosas sedas, antaño de gran valor comercial para la Iglesia y la Corona. Elementos todos que se ven enriquecidos con las importaciones de terciopelos, brocados, damascos y pasamanerías. Igualmente importantes son los curiosos detalles del aderezo, que van desde la más suntuosa botonadura, hasta los sencillos aretes.
La vestimenta aludida se centra en la indumentaria específica de la clase social alta correspondiente a la época citada, con algunas incursiones en distintos oficios y profesiones del periodo.
La vestimenta femenina consta de: Camisa de manga larga, o hasta el codo y de lino. Zagalejo, justillo de lana, lino o seda. Falda de seda o lana. Aparte de estos elementos, se completará con mantilla, pañuelo, capote, sombrero y calzado. Todos estos complementos estarán directamente relacionados con la clase social a la que represente en cada momento. Así mismo, otro factor emparentado con el nivel social del usuario es el color de los trajes.
También la vestimenta masculina consta de: Camisa de lino de manga larga, calzoncillo o nagüeta de lino. Calzón de paño, terciopelo o seda, dependiendo del uso del mismo. Chaleco, para el cual se usan los mismo tejidos que para el calzón, además del tafetán y damasco, estos pueden estar adornados con bordados y botonaduras. Todo ello en virtud de las posibilidades económicas de sus dueños. El ceñidor, fabricado en lana, seda o algodón. Al mismo se añadían los siguientes complementos: polainas de lana o piel, sombrero, zapatos o botas, además de prendas de abrigo como capas, capotes y chaquetas.
 
Copyright MAXXmarketing Webdesigner GmbH

        FESTIVALES                    VESTIMENTAS

       

REPORTAJES

 
 

Eventos

Septiembre 2019
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6
Sin eventos

Actos 2008-2013

  • Eventos pasados (Pinche aquí para verlos)

 



Copyright © 2015 A.F. Estrella y Guía. Reservados todos los derechos